Cero de dos

Aguada volvió a repetir una pobre actuación tanto individual como colectivamente en ambos lados de la cancha y cosechó su segunda derrota en dos juegos.

Por Néstor Barrosa

El bicampeón volvió a mostrar un juego deslucido, un tranco cansino, poca consistencia defensiva, falta de ideas en ataque y lo volvió a pagar con una nueva derrota holgada y sin levante, esta vez ante Malvín y en cifras de 95 a 71.


El partido fue malo desde el comienzo. Aguada debió encararlo con la ausencia Al Thornton y con Dwayne Davis comenzando desde el banco. Bavosi, García Morales, Pereiras, Izaguirre y Roberts fue el quinteto abridor que, con la presencia de dos se sus principales baluartes defensivos en cancha, comenzó mejor que en otros juegos en la faz defensiva pero no lo pudo trasladar al ataque.


No es ni bueno ni lindo de ver lo que ha mostrado el equipo en estos primeros 80 minutos del torneo. Además de tener algunos jugadores sentidos, luce cansado y hasta con cierto desenchufe mental, cosa que sería normal teniendo en cuenta lo cercano en el tiempo de las últimas finales y la forma particularmente estresante en la que se jugaron.


Falta de intensidad, problemas en las transiciones, cierto agotamiento, desconcentraciones defensivas, poca de generación de juego y toma de decisiones equivocadas en ataque... una combinación de factores que no le permitieron un buen arranque al equipo y que redundaron en dos victorias amplias.


En lo que respecta al juego en sí y a los ítems colectivos, el equipo perdió 48-24 en la pintura, tuvo un escaso +5 en el diferencial asistencias/pérdidas (15-10), volvió a abusar del tiro exterior con malos porcentajes (9 de 35, 25% en triples), no tuvo revulsivos desde el banco (10pts) y terminó perdiendo de manera totalmente justificada ante un equipo que lo superó a lo largo de los 40 minutos.


En cuanto a rendimientos individuales, pese a que estuvo bastante errático en varios pasajes del juego, el más destacado fue Lee Roberts con 19 puntos y 10 rebotes. En ataque se sumaron García Morales con 19 unidades (tiró para 51) y Pereiras con 18 (tiró para 36).


Poco lo visto hasta el momento pero, intentando dar una mirada positiva al mal arranque, señalar que si hay que atravesar un mal momento en el campeonato, el momento es ahora. Aun queda tiempo para mejorar, recuperar niveles y generar química a lo largo de una fase regular que en definitiva, solo sirve para posicionarse en playoffs.


Es cierto que todos queremos ver una mejor expresión basquetbolística en cancha; no menos cierto es que a nadie le gusta perder como se han perdido estos dos primeros partidos pero la confianza en que este plantel irá mejorando conforme avance el torneo está y el apoyo al equipo también.