En cuarentena

Los ocho equipos que continúan con chances de definir la Liga Uruguaya se reunieron esta tarde en la FUBB y resolvieron esperar hasta el 31 de marzo para volver a evaluar la situación. Por Néstor Barrosa

En la jornada de lunes, los ocho equipos que continúan en carrera para la obtención de la Liga Uruguaya 2019/2020, se reunieron en la Federación y acordaron una especie de cuarto intermedio. Hacer una pausa hasta el próximo 31 de marzo, donde volverán a evaluar la evolución de la situación sanitaria y las recomendaciones del gobierno, con intención de que, en la medida de lo posible, el certamen se pueda definir en cancha.

De acuerdo a lo establecido por las autoridades sanitarias, los equipos no podrán entrenar hasta el 12 de abril y es en función de ello, que los clubes acordaron volver a considerar la situación dentro de dos semanas para resolver. La intención es que, en la medida que el 12 de abril se pueda volver a entrenar, los equipos se preparen como para retomar la actividad (y la definición del título) a partir de los primeros días de mayo.

En lo que refiere al estado actual del campeonato, se resolvió que la última fecha del Reclasificatorio no se dispute, por lo cual Aguada queda posicionado en Playoff con el número siete y Urunday Universitario con el número ocho. Lo que si se jugaría sería la última fecha de la Liguilla, a efectos de definir deportivamente las posiciones uno a seis.

Y yendo al caso puntual de Aguada, en nota realizada por los amigos de Radio Arriba Muchachada al dirigente Maximiliano Touron, lo que se pudo saber es lo siguiente:

  • El estado de salud de los jugadores es bueno.
  • Los extranjeros Davis. Thornton y Roberts estarán viajando a su país entre martes y miércoles y si bien están técnicamente cortados, existe un acuerdo de palabra para que al momento de reiniciarse la competencia, los tres puedan regresar.

Según lo conversado por Maxi Touron con Radio Arriba Muchachada, el planteamiento de Aguada en la asamblea fue que el torneo tiene que terminar y definirse en la cancha. La postura firme del club fue que aun teniendo que “achicar” los playoffs, jugarlos con o sin público, o incluso reviendo la cantidad de extranjeros o el momento mismo en el que se reanude el campeonato, tiene que haber una definición y tiene que ser jugando. En este sentido y teniendo en cuenta los rumores que circularon previo a la asamblea, lo resuelto es un punto para destacar en la gestión dirigencial de Aguada que, políticamente logró que se mantenga viva la esperanza de todos los aguateros de definir el torneo en cancha y deportivamente ha vuelto a dar muestras de querer apostar para ir siempre a más.

¿Qué pasará de ahora en más? Lo tendremos más claro el 31 de marzo.

¡Arriba Muchachada!