Victoria clásica y a Playoffs

Pese a algún pasaje puntual del partido en el que no pudo mantener la intensidad, Aguada se quedó con un nuevo clásico de punta a punta y confirmó su clasificación a Playoffs. Por Néstor Barrosa

Luego de meses y meses remando de atrás, Aguada logró la tan ansiada clasificación a Playoffs. Y para mejor, ni más ni menos que en un clásico, con total autoridad y eliminando del torneo al rival de todas las horas.

Y la verdad es que, al margen de algunos pasajes del segundo tiempo en el que no pudo mantener la intensidad defensiva y propició algún intento de reacción de Goes, la victoria fue categórica y de punta a punta.

Ya desde el comienzo del juego, cosa que en varios partidos anteriores no había ocurrido, el trabajo defensivo aguatero fue excelente. Bavosi prácticamente anuló a Martínez y no lo dejó participar del juego, pero el trabajo era bueno en general lo que permitió varios recuperos e incluso hizo caer al rival en pérdidas permanentes. Y en ataque se pasó bien la pelota y aprovechó una ráfaga anotadora de Thornton que, con 11 puntos en el primer cuarto, volvió a demostrar que tiene todos los golpes y que está a otro nivel. Algo de Philips y de Aguilera era lo que mantenía en juego a Goes, pero una típica bomba de Davis sobre el cierre le dio ventaja final de seis al aguatero (20-14).

En el inicio del segundo cuarto Capelli mandó a la cancha a “los defensivos” y la estrategia dio resultado, ya que Goes estuvo cuatro minutos sin anotar y en muchas ocasiones, sin siquiera llegar a lanzar. Pero en contrapartida el equipo tuvo problemas para anotar y recién a los tres minutos de juego cayó el primer gol de cancha, un triple de Pereiras. Detrás del de Fede vino uno de Leandro y otro de Davis, que pusieron las cifras 30-16 y obligaron a minuto de tiempo del rival. Si bien Goes mejoró en algo y logró comenzar a sumar, no iba a servir de mucho porque del otro lado comenzaba a crecer la figura de Leandro con nueve puntos consecutivos y, complementado por Davis y Bavosi harían que Aguada se llevara el primer tiempo por 44 a 31.

El tercer cuarto, salvo por un par de conversiones rápidas de Goes, comenzó siendo todo aguatero. El equipo mostró dinámica, se pasó la bola, supo leer las ventajas y a partir de ellos aparecieron goles por todos lados. Triples de Bavosi y Leandro, Davis asistiendo a Thornton para que ataque el aro, Roberts con algún punto en la pintura y en cuatro minutos de juego, Aguada sacaba la máxima de 19 (57-38). Pero cuando todo parecía encaminarse como para que Aguada siguiera de largo y, como era de esperar, Goes intentó echar el resto. Aguada entró en un bache tanto ofensivo como defensivo y, en un ritmo que se volvió más doma que cinco contra cinco, el que se sintió más cómodo fue el misionero que puso un 18-6 para ponerse a siete puntos. El cuarto lo cerró García Morales con un triplazo a tabla para que Aguada ingresara a los diez minutos finales con renta de 10 (66-56).

El cuarto final volvió a iniciarse con Aguada dominando. Otro gran pasaje de Thornton incontenible y anotando por todas las vías más los mejores minutos de Pereiras que defendió, asistió y puso un nuevo triple, permitieron que Aguada volviera a sacar 18 y a dar muestras de que era más equipo y estaba mejor integrado. Y si bien Goes, otra vez revoleando el poncho y con más ganas que básquetbol, volvió a intentar reaccionar e incluso logró ponerse a nueve, la diferencia era grande. Borsellino peleando, Philips aportando alguna bola exterior y Osimani con alguna penetración eran las armas del rival pero no alcanzaban, porque con Leandro adueñándose del juego y los tres extranjeros asumiendo protagonismo, el equipo logró frenar la reacción y liquidar el juego con total claridad.

Leandro García Morales con 31 puntos (más 5 asistencias y 4 recuperos) fue la figura y el goleador del partido, secundado por Al Thornton con soberbio debut clásico (25pts, 10reb, 2ast). Dwayne Davis terminó con 14 puntos y cuatro asistencias, mientras que Lee Roberts aportó siete puntos y diez rebotes.

Victoria clásica que además de ser disfrutable en sí misma tuvo el plus de significar la tan buscaba clasificación a Playoffs y quitarse la mochila que cargó todo el año sobre las espaldas del equipo. Y victoria que además significó la eliminación del clásico rival del torneo.

La próxima actividad del equipo será el lunes 16 cuando se despida del Estadio Propio por esta temporada enfrentando a Biguá para definir la posición final y, en consecuencia, el rival de cuartos de final.