Sigue dando pelea

Pese a diez minutos iniciales muy flojos en ambos lados de la cancha, Aguada mejoró desde el segundo cuarto y desde la defensa la paciencia en ataque, se quedó con un punto fundamental. Por Néstor Barrosa

Bavosi, García Morales, Fells, Izaguirre y Roberts fue el quinteto inicial de Aguada en un juego que no arrancó muy vistoso por parte de ninguno de los equipos. Dentro de la friccón y las imprecisiones, el que logró acomodarse más rápido en cancha fue Defensor Sporting. La defensa aguatera no era buena, ni colectiva ni individualmente y varios jugadores rivales lo aprovecharon para convertir y tomar una ventaja inicial. Con De Groat como principal referente ofensivo, Defensor Sporting anotaba 18 puntos en cinco minutos y se iba ocho arriba de un Aguada que, además de estar flojo en defensa, lucía entreverado en ataque. Con García Morales bien controlado y con un equipo un poco desprolijo cuando tenía la pelota, el partido comenzaba a hacerse cuesta arriba. La visita controlaba las acciones distribuía mejor la pelota y en reiteradas ocasiones tomaba tiros sin marca, lo que le permitió (entre otras cosas) anotar cuatro triples en cuatro manos diferentes. Del otro lado, el del ataque aguatero, Bavosi y Roberts eran los jugadores más importantes pero a impulsos individuales. Sumado a eso, los tiros exteriores no entraban. Un llamativo 0 de 6 en triples y jugando en casa, pero ante todo un mal juego defensivo, le permitieron a Sporting llevarse los primeros diez minutos con ventaja de ocho, 26-18.

Ya desde el comienzo del segundo cuarto el cambio fue notorio. Con Sarni y Pereiras en la primera línea defensiva, más un ingreso de menor a mayor de Battle a trabajar a la pintura, el equipo elevó el tono defensivo y frenó al ataque rival. Del otro lado de la cancha, de a poco, la cosa empezaba a mejorar. La movilidad de Sarni y Pereiras, algún posteo de Roberts y, en el noveno intento del equipo, cayó el primer triple para Aguada en manos de García Morales, que terminaron siendo tres seguidos y permitieron que Aguada absorbiera la diferencia y pasara al frente 34-31. Fue ahí cuando comenzó lo que terminaría siendo una noche casi perfecta de Mateo Sarni ya no solo defendiendo. Atacando el aro para generar dos libres y embocarlos, un robo tirándose de cabeza que devino en un nuevo triple de Pereiras y la ventaja pasó a ser de 8 (39-31). Casi inmediatamente, un par de desatenciones defensivas permitieron que Sporting colocara un 5-0 y acortara distancias pero en el cierre, un par de libres de Roberts y un triple de Bavosi permitieron cerrar el primer tiempo 44-38.

Sorprendió que para el comienzo del tercer periodo el quinteto fuera el mismo que abrió el partido y que tantas dificultades defensivas había tenido. Y esas dificultades volvieron a presentarse y permitieron que la visita anotara 16 puntos en los primeros cinco minutos. Con Sosa liberado y a la cabeza de las ofensivas, el perímetro de Sporting volvió a tomar el control del juego y aparecieron los goles tanto del foráneo como de Acosta y Dotti. La ventaja había desaparecido, volvía a pasar al frente el equipo de Ponce y se daba -tal vez unos minutos tarde- lo que toda la tribuna pedía: el reingreso de Sarni y Pereiras que habían sido la explicación de la reacción aguatera en el segundo cuarto. Y una vez más, el cambio volvió a ser casi inmediato. Mayor presión defensiva, velocidad para las transiciones y un gran pasaje de Roberts y Battle en la pintura, más buenos minutos de Fells en el uno por uno, provocaron un 19-11 en el remate del cuarto e hicieron que Aguada recuperara el liderazgo y entrara a los diez minutos finales ganando por cinco, 70 a 65.

Los últimos diez minutos comenzaron con la alineación que mejores réditos defensivos había dado: Sarni, Pereiras y Battle en cancha. Y desde el comienzo mismo Aguada controló las vías de gol del rival. En ataque, Fells comenzó participativo tanto para atacar el aro como para hacer circular la pelota, Roberts (de gran partido) siguió dominando la pintura y comenzó el concierto de Mateo Sarni. Asistencias, triples, dobles, libres (11 puntos en el periodo) para quien terminó siendo la figura del partido. Un par de triples más de Fells y Pereiras terminaron de quebrar el trámite cerca de cinco minutos antes del final cuando la diferencia pasó a ser de 16 puntos (82-66). De ahí en más fue un trámite. Aguada controló el juego, lo dominó sin sobresaltos, la gente disfrutó y el equipo terminó quedándose con una victoria justificada y sumamente necesaria de cara al futuro.

25 puntos, 19 rebotes, tres asistencias, cinco recuperos y cuatro tapas fueron los tremendos números de Lee Roberts que, aun así hasta terminaron viéndose opacados por quien fue el revulsivo y la figura del juego: Mateo Sarni, que finalizó con 15 puntos, cinco rebotes, diez asistencias y tres recuperos.

Otros jugadores destacados, García Morales con 15 unidades, un muy buen cierre de juego de Fells con 12 unidades y Federico Pereiras que, a un soberbio trabajo defensivo sobre el extranjero Sosa, le sumó 11 puntos y dos asistencias.